Buscando lo Extraordinario en lo Ordinario



En NOMA creemos que todas las personas son extraordinarias por el simple hecho de existir. Queremos contar historias de gente "ordinaria" haciendo cosas extraordinarias. Esperamos que estas historias los inspiren a lograr sus sueños y a vivir la vida a su manera. 


Si eres o conoces a alguien que esté haciendo las cosas diferentes o que tenga una historia que contar, ayúdanos a que más gente lo sepa. Estaremos compartiendo historias de gente que consideramos extraordinaria, así como las historias que nos compartan aquí. 




Extraordinary people exist within even 

the most seemingly ordinary lives


Historias

  • Vender hasta no poder más
  • Oleg, El Superhéroe
  • Dibuja tus sueños

Pancho Mendiola:


Inicié mi vida "independiente" súper precoz. A los 12 años me dieron una beca en una escuela de tennis en Florida, y con el dolor de mis papás, me fui a probar mi suerte como atleta de alto rendimiento. Vivíamos en un departamento puros chavitos tenistas. Desde ahí, conocí la libertad de un fin de semana agarrar la bici, subirla a un autobús e irnos a explorar las playas de toda la península. También conocí la responsabilidad de tener y cuidar tu propio dinero, lavar la ropa, cocinar, etc. 


Me lesiono, y me regreso a casa de mis papás después de 2 años. Seguramente me iba a poder quedar quieto después de haber probado la libertad. Unos cuantos años más adelante, ya iba para fuera, ahora para intentar estudiar la universidad. Estar en un mismo lugar encerrado no era lo mío. Así es que, una vez más con el dolor de mis papás, decidí salirme y dedicarme al emprendimiento. 


Cuando digo que hice todo, la expresión se queda corta. Organicé fiestas clandestinas, fui vaquero, puse una taquería, rentaba mobiliario, hasta que llegué a ser instructor de buceo. Ya como instructor, empecé una marca de cosméticos orgánicos. Vendíamos en mercaditos en la isla de Cozumel, y todo lo subíamos a redes sociales, cuando las fanpages de negocios apenas empezaban. La banda nos empezó a pedir de todo México, y de pronto, me encontré finalmente con un negocio rentable y que tenía el potencial de convertirse en algo a largo plazo. 


Decidimos hacerlo en serio. En ese entonces no existían las condiciones para vender en línea, así es que nos fuimos por la vía tradicional. Primero con nuestras propias sucursales, luego con distribuidores. Hasta que por fin, se dieron las cosas para transformarnos en una marca digital. Empezamos a vender en línea, y dentro de poco, las ventas al cliente final a través de nuestra tienda en línea superaron las otras unidades de negocio. Y me enganché. Desde ahí he seguido aprendiendo todo acerca del comercio electrónico. 


El día de hoy, tengo un par de proyectos dirigidos a ayudar a motivar, orientar y ofrecerle herramientas a nuevos emprendedores que quieren vivir del comercio electrónico. Soy un fiel creyente que los negocios en línea son el motor que nuestro país necesita para posicionarnos como una potencia mundial, y no voy a descansar hasta construir ese motor. 

Oleg ha dedicado su vida a salvar personas mayores refugiadas en zonas de conflicto en Ucrania. Ayudó a evacuar a miles de personas y hasta cargo a varias de ellas en su espalda. Oleg creo un hogar para estas personas y arriesga su vida cada día para llevarles provisiones y cuidar de ellos. 


Un acto desinteresado también cuenta como súper poder. 



Carolina Monterrubio:


 Es una diseñadora textil y artista Mexicana que actualmente reside en Barcelona tras haber cursado una especialización en ilustración. Su arte tienen un distintivo estilo gráfico que se caracteriza por usar una paleta reducida de colores llamativos y formas muy simples para crear diferentes personajes. Su trabajo y dedicación la han llevado a colaborar con revistas como Vogue México, Feminetas Barcelona y proyectos de diseño gráfico, carteles y libros infantiles. Carolina es un ejemplo de cómo el esfuerzo y dedicación puede dar grandes resultados. 

#BeFreeBeYou

Cuéntanos tu historia